¿Qué servicio de remesas necesitas para cada momento?

Publicado por Equipo Editorial de Gelt Giro

Publicado el 21/10/2020


El envío de dinero a otro país puede tener tantas razones como motivaciones personales. Existen numerosas modalidades y herramientas para enviar dinero, tan solo tenemos que elegir el servicio de remesas que mejor se adapta a nuestras necesidades: servicios online, bancos o agencias se convierten en buenas opciones dependiendo del caso.

Cada persona y cada relación es un mundo. Esto es también aplicable al servicio de remesas, que incluyen una variedad inmensa de realidades y una diversidad de servicios adaptable a las necesidades de cada emisor y cada receptor de dinero. Por eso, hay que tener claro qué se busca a la hora de enviar dinero para tener claro qué servicio escoger. Servicios online, bancos o agencias ofrecen características diferentes que deben ser analizadas en cada una de las situaciones.

Por ejemplo, si queremos enviar una gran suma de dinero, quizá nuestra opción más ventajosa sea un servicio online que permite transacciones de grandes montos de remesas en una sola operación. Sin embargo, si la opción pasa por enviar dinero sin que uno de los implicados en la transacción tenga cuenta bancaria, la mejor manera será hacerlo a través de una agencia como Western Union o Money Gram. En el caso de realizar transferencias con frecuencia y vinculadas a la cuenta bancaria directamente, la mejor opción puede ser un banco, ya que permite controlar mejor estas frecuencias y gestionar más fácilmente los servicios financieros. A continuación, se plantean tres escenarios comunes que pueden ayudar a pensar cuál es la mejor opción para enviar una remesa.

Una gran transferencia puntual

Pueden ser muchos los motivos que pueden llevar a querer enviar una gran cantidad de dinero en un momento concreto: un largo periodo de ahorro, un trabajo muy bien remunerado o acabar el año con un remanente inesperado, entre muchas otras opciones. Para esta opción, se pueden elegir bancos o aplicaciones online ya que los servicios de agencias tienen limitado el máximo a una baja cantidad, como el caso de Western Union, que no supera los 3.000€.

En el caso de los bancos, el límite diario es de 30.000€ y no suele poder superarse los 15.000€ por operación de transferencia, como sucede en el caso del BBVA. En el caso de los bancos, habrá que tener en cuenta el tipo de cambio que aplican, la rapidez de la transferencia y el porcentaje de comisión que cobran por realizarla.

Las aplicaciones online por su parte, tienen la ventaja de que los límites son mucho mayores. Por ejemplo, una persona puede enviar 20.000€ desde España a Colombia con facilidad a través de aplicaciones como Remitly, Monty o Transfer Wise. La primera tiene una comisión de 1,99€ y tarda entre 1 y 5 días en realizarse. En el caso de Monty, la comisión es de 5,90€ y el tiempo de entrega es indefinido. Por su parte, Transfer Wise cobra una comisión mucho más alta: llega a los 981,55€, aunque tampoco específica el tiempo que tarda en enviarlo.

Para las transacciones de más de 10.000€ hay que rellenar el formulario S1 del Ministerio de Hacienda, creado para evitar el fraude fiscal y perseguir los delitos financieros. Además, hay que tener en cuenta también los límites en el caso del país receptor.

Muchas transferencias periódicas

Otra opción recurrente es el envío de transferencias recurrentes que se envían periódicamente. Un ejemplo podría ser una persona que envía desde España una parte de su sueldo a su familia en México, Ecuador o Argentina. En este caso, aunque algunas aplicaciones online ofrecen servicios similares, es posible que esa persona se decante por domiciliar este tipo de transferencias con el banco.

Esto se debe a que, en el caso de disponer de cuenta en una entidad, se pueden domiciliar tanto las nóminas como ordenar que el envío sea automático. Aún así, merece la pena revisar todas las comisiones que se cobran en el caso de las transferencias y el tipo de cambio que se aplica. Aunque sea más cómodo domiciliar la transferencia, se puede ahorrar dinero si cada mes se comparan las remesadoras y se opta por la más económica.

No obstante, si tu idea es mandar dinero a casa de manera frecuente, Sendity es la remesadora que más ventajas ofrece al respecto ya que el tipo de cambio de divisa que ofrece en cada momento es el real y, sobre todo, no tiene comisiones ocultas. Es cuestión de números, al final, ahorras dinero.  

Transferencias sin cuenta bancaria

Otra necesidad puede surgir de la realidad de que alguno de los implicados en la transferencia de dinero no cuente con una cuenta bancaria. En este caso, la opción más apropiada será la de una agencia como Western Union o Money Gram o por los servicios integrados en oficinas como las de correos. En este caso, hay que tener en consideración cuestiones como la cuantía máxima (que no supera los 3.000€ habitualmente) y el tipo de cambio que se aplica. En todo caso, también hay que comprobar el tiempo que tarda en hacerse efectiva la transferencia y la comisión del servicio.

Sea cuál sea la opción que elijamos, hay que tener en cuenta todas las posibilidades a la hora de enviar y recibir dinero. Un buen primer paso puede ser entrar en la comparadora de remesas de Gelt Giro y comprobar el coste de la transferencia deseada según los distintos servicios ofrecidos. Todo ello, para asegurar que el envío de remesas se hace con la mayor garantía y la mejor eficiencia en coste.