Qué debes saber antes de enviar dinero al extranjero

Publicado por Equipo Editorial de Gelt Giro

Publicado el 24/09/2020


El envío de remesas es una práctica habitual en España, pero conviene tener en cuenta todos los factores a la hora de transferir dinero al extranjero para evitar sorpresas con las comisiones de servicio, los tipos de cambio o los límites legales.


Las opciones de envío de remesas desde España son muy variadas y cada una presenta unas características que hay que tener en cuenta a la hora de decidir cuál es el servicio que mejor se adapta a nuestras necesidades. Cada servicio cuenta con unas comisiones específicas que hay que considerar, así como el tipo de cambio que aplican. También es fundamental fijarse en los importes máximos que permite cada una de las opciones. 


Además, hay que tener en cuenta una serie de requisitos legales a la hora de hacer cualquier movimiento de dinero para evitar sustos en forma de multas con Hacienda. Todo ello para conseguir la experiencia de envío de remesas más positiva.


Enviar dinero al extranjero por transferencias bancarias


Los servicios de transferencias de los bancos son la opción más tradicional para enviar dinero de un destino a otro. En el caso de transferencias en la Unión Europea, se utiliza el sistema de transferencias SEPA, y para transferencias fuera de los países de la UE se utiliza el sistema internacional SWIFT.

El total que se puede emitir en una única transferencia es diferente según cada banco. Por ejemplo, el BBVA limita a 15.000€ cada una de las operaciones, sin poderse superar los 30.000€ por día. En el caso del Banco Santander, a través de su aplicación One Pay, el máximo puede alcanzar los 30.000€ diarios.

Cada entidad bancaria establece diferentes tipos de comisiones como porcentaje del total del monto que supone la transferencia a realizar. Además, hay que tener en cuenta que el tipo cambio de divisas también puede suponer un coste mayor según la entidad y como lo aplique. Esta información vendrá dada por la entidad en el momento de realizar el envío.

Un último factor a tener en cuenta es el de la urgencia que precisa la transferencia, ya que según sea mayor, más alto será el coste de la misma. Para realizar estas transferencias bancarias es preciso que tanto el emisor como el receptor de la remesa tenga una cuenta bancaria contratada.


Enviar remesas mediante agencias de envío de dinero y Correos

Otra opción muy conocida para enviar remesas es el de las agencias de envío de dinero, como Western Union y MoneyGram, o los servicios de correos. Son servicios que están disponibles en tiendas físicas o por internet. 

En el caso de estos servicios, cada uno determina el importe máximo que se puede realizar, ya sea por días o por meses. Por ejemplo, Western Union se determina que se puede enviar hasta 3.000€ por cada tres meses. En el caso de Correos, el importe determinado es de 3.000€ por persona y día. Cada servicio dispone de los diferentes espacios donde recoger el dinero, pudiendo ser tiendas asociadas, agencias, oficinas de correos o incluso comisarías.

Cada uno de estos servicios carga una comisión diferente que hay que tener en cuenta a la hora de contratar el servicio. Por ejemplo, Western Union cobra unas tarifas diferentes según cuál sea el país de destino al que quieras enviar dinero al extranjero, con un coste promedio del 6% de comisión.

Otro aspecto muy a tener en cuenta es el hecho de que estos servicios juegan con el tipo de cambio de manera que obtienen lo que se da en llamar comisiones fantasmas, así que hay que tener cuidado con esos costos ocultos.

Generalmente, para utilizar este tipo de servicios no es necesario que ninguno de los dos participantes en el envío de remesas disponga de una cuenta bancaria ya que el dinero puede depositarse en un lugar físico y recogerse en otro lugar físico.


Aplicaciones de remesas

Al calor de la expansión de internet, han surgido nuevas empresas y aplicaciones dedicadas exclusivamente al envío de remesas. Se trata de aplicaciones 'fintech' que colaboran con las entidades bancarias o que actúan de manera independiente. Estos servicios proporcionan la posibilidad de realizar el envío de la remesa a través del móvil o una aplicación online, pero no disponen de oficinas físicas.

El importe que se puede enviar en este tipo de aplicaciones es muy superior al de las entidades bancarias y el de las agencias. Por ejemplo, en el caso de TransferWise el máximo por transferencia puede llegar a alcanzar los 1,2€ millones.

En estos servicios, la comisión de transferencia suele venir determinada por el tipo de uso que se hace del servicio y el porcentaje, pudiendo tener también un coste por el destino al que se envía. Aunque, como en las otras dos opciones, hay que estar atentos al tipo de cambio que se aplica, normalmente estas aplicaciones suelen utilizar el tipo más bajo. O como ocurre con la remesadora Sendity, que no tiene comisiones ocultas y lo mejor ¡envía tu dinero al tipo de cambio real del mercado!

Para utilizar este tipo de servicios, es preciso que tanto el emisor de la remesa como el destinatario dispongan de una cuenta bancaria para poder realizar la operación. Esto se debe a que toda la operación se realiza por internet y no es posible hacerlo de forma física.


Requisitos legales para enviar dinero al extranjero

Los envíos de remesas son una actividad reconocida y amparada por la legislación española que, sin embargo, presenta algunas particularidades para de cara a luchar contra el fraude fiscal. A medida que ha ido creciendo el flujo de remesas entre España y otros países, así lo ha hecho el interés de Hacienda por controlar los intentos de fraude y de blanqueo de capitales.

Por eso, en la ley 10/201 de prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, se establece la obligación de declarar cualquier salida o entrada en España de cantidades mayores a 10.000€. Para realizar un movimiento de dinero mayor a ese importe, es necesario rellenar y presentar el formulario S1.        

Por todo lo explicado anteriormente, es fundamental tener todos los factores que entran en juego a la hora de enviar una remesa: comisiones, tipo de cambio, opciones físicas u online y la necesidad de declarar si se supera el límite legal. Recuerda que siempre podrás consultar la opción que mejor se adapta a tu situación en Gelt Giro. Todo ello, para que nuestra experiencia a la hora de enviar dinero a quién más queremos sea satisfactoria para todos.