Las remesadoras mejor preparadas ante la COVID-19

Publicado por Equipo Editorial de Gelt Giro

Publicado el 01/12/2020


En un momento de la historia en que el presente está lleno de incertidumbre, el futuro es directamente un terreno inexplorado. La pandemia del coronavirus ha afectado a todos los sectores y el del envío de remesas no es una excepción. Los servicios de remesadoras han hecho esfuerzos para adaptarse a la situación.

A principios de 2020, nadie esperaba que el mundo fuera a sufrir una sacudida como la que provocado la crisis de la pandemia del coronavirus. Todo se ha visto afectado a escala global: las relaciones personales, todo tipo de negocios, las comunicaciones y, por supuesto, el envío de dinero.

La crisis de la COVID-19 ha afectado de dos maneras claves al envío de remesas. En primer lugar, la pandemia ha provocado una crisis de empleo que afecta de manera preocupante a aquellas personas que envían remesas a sus países de origen. Las estimaciones del Banco Mundial adelantan un descenso del envío de remesas para 2021 del 14% a escala global, con una previsión de una caída del 8% para América Latina.

Por otra parte, en muchas ocasiones, las restricciones a la movilidad impulsadas por los países para tratar de contener al virus han provocado que muchos servicios de remesas no puedan seguir ofreciendo una atención presencial o hayan tenido que modificar su estrategia.

Por eso, las empresas de remesas están acelerando sus cambios para tratar de ofrecer nuevos servicios que permitan a sus usuarios seguir utilizándolas en estos momentos. Servicios que, en muchas ocasiones, han llegado para quedarse y que pueden transformar el panorama de las transferencias de dinero entre particulares y entre países.

Iniciativas de futuro

Muchas de las agencias que trabajan en la transferencia de remesas han lanzado productos específicos para ayudar a particulares o a empresas con las que trabajan para que puedan adaptarse a la nueva situación. Una de ellas es Azimo, que ha lanzado un servicio para que las pequeñas empresas puedan realizar sus pagos a proveedores o empleados en el extranjero de manera sencilla a través de su aplicación de pagos.

En el caso de Small World, entienden que los servicios de envío de dinero deben permanecer abiertos y ofrece información actualizada al momento sobre los establecimientos que mantiene abiertos al público. En un mensaje de su consejero delegado se confirma que se puede enviar dinero a países bajo confinamiento y aclara algunos conceptos: "Estamos constantemente actualizando nuestra red de pagadores para reflejar cualquier cambio en el servicio, para que estés seguro que tu dinero llegará de forma rápida y segura. En algunos países el servicio de recogida a ventanilla no estará disponible, pero otras opciones digitales de transferencia de dinero estarán disponibles".

Otra aplicación que tiene un mensaje destacado sobre la situación por el coronavirus y cómo adaptarse a ella es WorldRemit. En su página web disponen de un apartado de empresas que ofrece información actualizada sobre cómo la pandemia de la COVID-19 está afectando a sus servicios en cada uno de los servicios que opera. En su comunicado, indica que el servicio de transferencia de dinero está disponible las 24 horas del día en la web y la aplicación, y solicita que se transfiera a cuentas bancarias, dinero móvil o mediante recarga telefónica. Indica que "los servicios de retiro en efectivo de operadores de transferencia de dinero se ven afectados por las restricciones de movimiento en algunos países".

En el caso de Xoom, su página web indica que su servicio de recogida en mano de dinero se puede ver afectado por las restricciones. En este caso, recomiendan realizar transferencias de dinero directamente a las cuentas bancarias. Además, indican que las transferencias de dinero pueden verse demoradas debido a la situación de la pandemia.

Otras empresas apuestan por acercarse a su comunidad a través del altruismo. Es el caso de Remitly, que durante la pandemia ha donado 20.000$ a diversas organizaciones de apoyo a los inmigrantes en todo el mundo. Además, ha lanzado una campaña específica para ayudar a las personas con familiares en Centroamérica y ofrece la primera transferencia de dinero de forma gratuita.  

Algunas agencias tradicionales también se han puesto manos a la obra para ofrecer nuevos servicios a sus clientes. Western Union ha elaborado una lista de preguntas habituales para informar a sus usuarios como el hecho de recomendar que las transferencias de dinero se realicen en línea en el caso de que haya restricciones a los comercios y las agencias no estén operativas. También apuntan a que algunas transferencias que no se cobran dejan de ser válidas tras 30 días. Para evitar mayores inconvenientes, recomiendan comunicarse con el Servicio de Atención al Cliente.

Sea cual sea tu necesidad de enviar dinero a familiares, asegúrate que los servicios funcionan con normalidad o averigua cuál puede ser tu mejor alternativa. En Gelt Giro estamos comprometidos contigo y por eso te ofrecemos una comparación de servicios instantánea. Para que puedas comprobar qué servicio es el más adecuado para tu situación.